Opinión
Un nuevo paradigma para la competitividad
Por Luis Fernando Garza
El cambio que impulsa la 4T es que la competitividad de las empresas y su rentabilidad no pueden estar afincadas en la explotación laboral.

Actualmente en México hay aproximadamente 10 millones de trabajadores que laboraban bajo un sistema de subcontratación simulada, sin prácticamente derechos sociales como los que garantizan la Constitución, la Ley Federal del Trabajo y los contratos colectivos, a pesar de que existen y no se cumplen ni respetan.

Esta anomalía en el mundo del trabajo es lo que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador se propone corregir desde el plano legislativo. Una iniciativa que coincide, notablemente, con el desdén total del sector empresarial. Como si fuera completamente ajeno a una dramática situación social.

No es para menos y hay que decirlo: el outsourcing es uno de los tantos elementos que expulsa a los jóvenes del mundo laboral porque lo vuelve menos atractivo. De ese modo y con tejidos familiares afectados, es más fácil que queden a merced de grupos criminales.

La oposición dice que aprobar la reforma a las leyes respectivas para regular y controlar el outsourcing va a frenar la creación de empleos, pretendiendo desconocer que las empresas contratistas que actúan como intermediarias y producen la simulación laboral, son precisamente aquellas que al inicio de la pandemia, entre febrero y marzo de 2020, comenzaron a despedir con sangre fría a los trabajadores bajo su sistema.

El cambio que intenta impulsar la 4T es que la competitividad de las empresas y su rentabilidad no pueden estar afincadas en la explotación laboral. El destino de una compañía debería enfocarse más bien en la innovación, la conquista de nuevos mercados, la inteligencia organizacional y las ventajas que en este siglo XXI arroja la llamada "economía del conocimiento".

México tiene los salarios más bajos de América Latina y las empresas que practican la subcontratación generan una competencia desleal frente a las firmas que no lo utilizan. Por ello, la iniciativa de reforma en materia de subcontratación que promovió el presidente Andrés Manuel López Obrador no sólo merece todo el reconocimiento, sino que lo coloca a la vanguardia del cambio y la transformación política, económica y social de la nación.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.