España11.09.2017
(0)guardarlectura zen
Los catalanes colmaron las calles de Barcelona en apoyo al referéndum
LPOFue una impactante demostración de fuerza dirigida a Rajoy que intenta impedir la autonomía.

"¡Votaremos!". Ese fue el grito principal de los independentistas catalanes que se movilizaron hoy en Barcelona en una exhibición de fuerza a tres semanas del referéndum de autodeterminación que el gobierno español intenta impedir.

El presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, había asegurado que los catalanes contestarían a la decisión de la justicia española de suspender el referéndum con "las calles llenas de gente". Esa advertencia se llevó hoy a la práctica.

Fue una una exhibición de fuerza clave a días del 1 de octubre, fecha en la que está previsto el polémico referéndum separatista.

Los medios de España hablan de una ‘guerra de cifras'. Mientras la Guardia Urbana estimó un millón de personas, la Delegación del Gobierno en Cataluña arrojó unos 350.000 asistentes y la Sociedad Civil Catalana dice que marcharon 225.000.

El punto principal fue el cruce de las calles Paseo de Gracia y Aragón. Sobre esa amplias avenidas los miles y miles de manifestantes formaron una cruz de más de un kilómetro de largo en referencia a la "X" que quieren inscribir en la casilla del "Sí" en el referéndum.

Este año, la ‘Diada' -la conmemoración de la caída de Barcelona en manos de las tropas borbónicas durante la Guerra de Sucesión Española, el 11 de septiembre de 1714- cobró un significado especial. La semana pasada el Parlamento catalán aprobó la convocatoria a un referéndum que decidirá la separación de Cataluña de España. Sin embargo, al día siguiente el Tribunal Constitucional -máxima autoridad jurídica española- votó un recurso presentado por el gobierno de Mariano Rajoy desarticulando el andamiaje legislativo aprobado por los catalanes.

A las 17,14 , como marca la tradición, los catalanes comenzaron a llegar al vórtice de Paseo de Gracia y la calle de Aragón. La convocatoria oficial les pedía que vistieran una camiseta fluorescente.

"Referéndum es democracia", se leía en una bandera que los asistentes hicieron circular trabajosamente a lo largo del Paseo de Gracia durante un kilómetro y medio, desde la avenida Diagonal hasta la Plaza de Cataluña, el corazón de la ciudad. Apenas a unos pasos del inicio de La Rambla, donde hace menos de un mes Younes Abouyaaquoub asesinó a 14 personas con una camioneta.

Puigdemont marchó en las primeras líneas de la columna. "¡Ponga las urnas presidente!", le gritaban. Y él reía y asentía.

"No le vamos a fallar, presidente. Tiene nuestro apoyo. ¡Vamos adelante, hasta la victoria!", dijo Sànchez desde el estrado montado sobre la Plaza de Cataluña.

Pero la manifestación también tuvo momentos tensos cuando un grupo quemó la banderas de España, de la Unión Europea y de Francia. La organización Arran -una organización juvenil de izquierda- difundió en Twitter el video en que una persona prendía fuego a las banderas en la cabecera de la marcha mientras los otros dos encapuchados las sujetaban.

"Una nueva demostración de la fuerza de la gente. "Tanto ‘Sí' como si ‘No', el 1 de octubre todos a votar!", escribió en Twitter la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

En tanto, la alcaldesa de Vilanova i la Geltrú y presidenta de la Associació de Municipis per la Independència (AMI), Neus Lloveras (CDC) calificó a España de "dictadura" por la presión a los municipios y a los medios de comunicación por el referéndum.

La movilización fue un mensaje al gobierno español. Los catalanes dejaron en claro que no van a acatar sanciones o decisiones que vengan de tribunales a los que no reconocen.

"Hoy nos tenemos que declarar insumisos a todos aquellos tribunales que solo deseen preservar la indivisible unidad de la patria", decía Jordi Sànchez, presidente de la Asamblea Nacional Catalana, desde la Plaza de Cataluña.

Lo días que siguen en Cataluña serán de extrema tensión. Por un lado, el Gobierno seguirá investigando dónde están las urnas y las papeletas a emplearse el día del referéndum.

Y para ello va a emplear todos los medios a su alcance. Según medios españoles, hay más de 2.000 policías y guardias civiles preparados para actuar en cualquier momento si desde el Palacio de la Moncloa dan la orden.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.