Russiagate01.12.2017
(0)guardarlectura zen
Flynn se declara culpable y accede a testificar contra Trump
LPOEl ex secretario de Seguridad se entregó esta mañana y accedió a colaborar con la investigación de Robert Mueller.

 Esta mañana el general retirado Michael Flynn, el primer asesor de seguridad nacional de Donald Trump, se declaró culpable de mentirle a agentes del FBI, el mismo cargo que confesó el mes pasado George Papadopoulos, otro asesor de campaña de Trump.

Desde la semana pasada se especulaba que el ex asesor estaba colaborando con la investigación especial conducida por Robert Mueller, director retirado del FBI encargado del caso Russiagate.

De acuerdo con medios nacionales norteamericanos, Flynn habría accedido a brindar "cooperación total" a la investigación e incluso a testificar contra Donald Trump y otros miembros de su familia. Los reportes indican que el general retirado está bajo una inmensa presión financiera, deudas legales por más de un millón de dólares que lo han forzado a poner su casa en venta. Flynn habría informado a Mueller que Trump directamente le ordenó contactar a los rusos durante la campaña.

"Las acciones que admito hoy ante la corte fueron incorrectas, y a través de mi fe en Dios, estoy trabajando para enmendar las cosas", declaró el general en un comunicado. "Mi aceptación de la culpa y acuerdo de cooperar con la oficina del consejero especial [Mueller] reflejan la decisión que tomé en el mejor de los intereses de mi familia y mi país. Acepto total responsabilidad de mis acciones".

Flynn habría informado a Mueller que Trump directamente le ordenó contactar a los rusos durante la campaña

En 2014 Flynn fue expulsado como director de la Agencia de Inteligencia de la Defensa, brazo de inteligencia del Pentágono, porque la administración Obama consideró que "tenía una visión disruptiva", según declaró un ex colega del general. Un año después conoció a Donald Trump, y para mediados de 2016 no sólo era uno de sus principales asesores, además fue seriamente considerado como su nominado para la vicepresidencia. Poco después el general firmó un contrato con una firma de origen turco por $600,000 dólares, mismo que, al no ser reportado ante el Departamento de Estado, como lo exige la ley, metería a Flynn en sus primeros problemas con la ley.

Horas después de la detención, fue revelado que quien ordenó a Flynn contactar a los rusos fue Jared Kushner, el golden boy que al inicio de la administración fue encargado con tales tareas como resolver el conflicto en medio oriente y arreglar la burocracia del Gobierno Federal. Kushner, asesor y yerno del presidente, en diciembre del año pasado ordenó a Flynn contactar a los miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para que sabotearan una resolución contra las acciones de Israel. Obama habría ordenado votar a favor de condenar los asentamientos ilegales que el gobierno de Netanyahu lleva años instalando en territorio palestino. 

Horas después de la detención, fue revelado que quien ordenó a Flynn contactar a los rusos fue Jared Kushner

Flynn obedeció y llamó al embajador Kislyak, a quien comunicó los deseos del equipo Trump. Al hacerlo, el general violó la Ley Logan, legislación que data del S. XVIII y que prohíbe a ciudadanos sin cargos en el Gobierno entorpecer la política exterior norteamericana. Nadie en la historia ha sido condenado por violar dicha ley, pero el problema fue que Flynn, en lugar de reconocer lo ocurrido, mintió a los agentes del FBI respecto a sus conversaciones con el embajador, una violación que el Departamento de Justicia sí toma muy en serio.

 Hoy la Casa Blanca ha intentado lavarse las manos de la cercana relación que Flynn mantuvo con Trump durante y después de la campaña. En repetidas ocasiones se refirieron a él como un "funcionario de la administración anterior", o alguien que estuvo brevemente como asesor de seguridad nacional. El abogado de Trump, Ty Cobb, aseguró que nada de lo que se le acusa a Flynn tiene que ver con el presidente. 

Para noviembre 18, diez después de la elección presidencial, Trump anuncia a Flynn como su asesor de seguridad nacional, uno de los puestos más importantes al interior del aparato de seguridad de la administración. Sin embargo, lo que terminaría costándole el puesto fue una supuesta mentira al vicepresidente Pence sobre sus pláticas con el embajador ruso Sergey Kislyak. Flynn le habría dicho que nunca discutió el asunto de las sanciones que Barack Obama impuso a Rusia en diciembre por haber interferido en la elección, lo que provocó que Pence lo defendiera públicamente en el programa de la CBS Face the Nation.

Michael Flynn llega a la corte de distrito de Washington DC

Poco después de la toma de posesión, Sean Spicer, el entonces secretario de prensa de la Casa Blanca, asegura que la conversación entre Flynn y el embajador ruso se centró únicamente en un accidente aéreo, las fiestas navideñas, el conflicto en Siria y la posibilidad de organizar una llamada telefónica entre Trump y Putin. Ninguna mención de las sanciones impuestas por Obama. El 24 de enero, el FBI interrogó a Flynn, y es cuando posiblemente mintió por primera vez a los agentes del Departamento de Justicia. Dos días después, la entonces fiscal general interina, Sally Yates, funcionaria de la era Obama que cubría el cargo mientras Jeff Sessions era confirmado por el Senado, informó al asesor legal de la Casa Blanca que Flynn sí había discutido las sanciones, por lo que el vicepresidente, Spicer, y otro funcionarios de alto nivel estaban repitiendo información falsa ante los medios, y que además el general estaba en riesgo de ser chantajeado por los rusos con esta información.

Para el 13 de febrero una historia en el Washington Post reveló toda esta información sobre Flynn, sus nexos con gobierno extranjeros, su relación con los rusos, las mentiras del vicepresidente. Ese día Flynn renunció. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.