EU07.07.2018
(0)guardarlectura zen
A un mes del encuentro Trump-Kim la realidad choca con las expectativas
"Lamentable", calificó Corea del Norte las pláticas con Pompeo. Mientras tanto, Trump se queda sin mensaje rumbo a las elecciones de noviembre.

"El presidente Obama dijo que Corea del Norte era nuestro más grande y peligroso problema. Ya no - ¡duerman bien esta noche!", fue el mensaje de Donald Trump el día que regresó de su histórico encuentro con el dictador norcoreano Kim Jong Un donde firmó un vago documento de una página que supuestamente garantizaba la desnuclearización de la Península Coreana. Hoy, a menos de un mes del encuentro, la realidad se enfrenta a las expectativas que Trump impuso.

Ayer el ministro de exteriores norcoreano calificó las conversaciones con el canciller Mike Pompeo como "lamentables", y acusó a EU de intentar presionar a Corea del Norte de manera unilateral para que abandonen sus armas nucleares, una declaración que sería inexplicable si Kim se hubiese comprometido el mes pasado a desnuclearizar su nación.

El canciller norcoreano dijo que Estados Unidos había traicionado el espíritu de la cumbre de junio y que las demandas de Mike Pompeo eran "un robo"

El funcionario norcoreano dijo también que Estados Unidos había traicionado el espíritu de la cumbre de junio, y que las demandas de Pompeo eran "un robo". La misión del canciller estadounidense es delinear los detalles para alcanzar la "Completa, verificable, e irreversible desnuclearización" de Corea del Norte, o CVID, por sus siglas en inglés.

Las conversaciones con Pompeo duraron dos días en los que se reunió con altos funcionarios del régimen y con el mismo Kim Jong Un. Las discusiones giraron en torno a las armas nucleares y a la repatriación de restos de soldados estadounidenses que permanecen en territorio norcoreano, otra de las supuestas promesas que Kim hizo el mes pasado, según Trump, y que hasta el momento no ha ocurrido.

A diferencia de los norcoreanos, Pompeo calificó el encuentro de "productivo" y dijo que había ocurrido bajo intenciones de "buena fe" y que habían avanzado en gran medida.

Trump ha usado el encuentro con Kim como uno de los grandes triunfos de su administración. Lo cierto es que la cumbre de junio fue un triunfo sólido, pero para Kim, quien se convirtió en el primer líder norcoreano en reunirse con el líder del mundo occidental y recibir trato de jefe de Estado. Las banderas de Corea del Norte ondeando lado a lado con las de Estados Unidos fue una imagen que dio la vuelta al mundo y que por supuesto Kim utilizó para consolidar su poder al interior de su país.

La reforma fiscal, hasta el momento el único logro legislativo de la administración, se suponía que sería el gran punto de venta para los republicanos este año, sin embargo, los multimillonarios recortes fiscales que regalaron a las empresas más grandes del mundo no se han visto reflejados en aumentos salariales. Día con día la popularidad de la reforma cae, por lo que los legisladores republicanos que enfrentaran elecciones en noviembre ya no hablan de ella, a pesar de que Trump insiste en intentar convencer a los estadounidenses de sus ventajas. Para noviembre el presidente se quedó con dos mensajes muy poco atractivos: su retórica antimigratoria y su supuesto triunfo pacifista sobre Corea del Norte.

Es fácil deducir que Trump ganó el mensaje que venderá a sus votantes rumbo a noviembre, pero durante el encuentro no se firmó ningún tratado real más allá de las buenas intenciones

Lo que no queda muy claro es qué es lo que ganó Estados Unidos. Es decir, es fácil deducir que Trump ganó el mensaje que venderá a sus votantes rumbo a noviembre, pero durante el encuentro no se firmó ningún tratado real más allá de las buenas intenciones. De hecho, el documento que firmaron donde ambos países se comprometen a buscar la paz está todavía más diluido que el que se firmó en 1991. 

Kim no se comprometió a nada concreto, mientras que Trump de inmediato canceló los ejercicios de guerra que desde hace décadas se hacían junto con Corea del Sur y que forman parte de la estrategia de seguridad en la región.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.