Transición presidencial22.11.2016
(0)guardarlectura zen
Trump se desmarcó de los neonazis y dijo que su yerno podría lograr la paz entre Israel y Palestina
LPOEl presidente electo visitó las oficina del New York Times, uno de los medios que más confrontó.

Después de su reunión del lunes con líderes de opinión de la televisión, Donald Trump se junto este martes con periodistas del New York Times, uno de los medios a los que más ha atacado por el supuesto sesgo en su contra, para una entrevista colectiva on the record.

En la mañana, el candidato calentó el encuentro anunciando en Twitter que no se llevaría a cabo la reunión y acusando al diario de cambiar las condiciones a último minuto; versión que los editores rechazaron. Probablemente después de negociar detrás del escenario, Trump informó que la reunión se realizaría después de todo. Habría una con los editores del rotativo, off the record, y un almuerzo con reporteros y columnistas, on the record.

Según reportaron en Twitter, el presidente electo subió por el elevador de carga, evadiendo así a la multitud de personas que lo esperaban en el lobby del edificio. De acuerdo a los asistentes, Trump mostró un tono “mesurado, silencioso”. Como cuando se entrevistó con el presidente Obama, Trump acostumbra mostrar su lado amable y cuerdo en casos como este.

Hillary ha pasado por muchas cosas y ha sufrido mucho y de muchas maneras, afirmó Trump al relativizar sus promesas de impulsar investigaciones judiciales con su ex contendiente.

A pesar de que durante la campaña condujo los coros de “¡Encarcélala!” contra Hillary Clinton, en la reunión en el New York Times, Trump dijo que no pensaba perseguir el caso: “No quiero lastimar a los Clinton, de verdad que no”, dijo. “Ella ha pasado por muchas cosas y ha sufrido mucho y de muchas maneras”. Y después concluyó, ante la presión de los periodistas: “Simplemente no es algo que me importe mucho” (It’s just not something that I feel very strongly about).

Sobre si teme decepcionar a sus votantes, a quienes les prometió encarcelar a Clinton, respondió que no creía que fueran a estar decepcionados, y que iba a explicarles que era lo mejor para salvar al país.

El diario evitó en su cobertura online, profundizar demasiado en lo que Trump dijo sobre ellos durante la reunión, pero revelaron que en la charla calificó su cobertura como “injusta” y “la más dura de todas”. También dijo que estaba interesado en mejorar la relación con el rotativo. En el pasado Trump ha sido muy crítico del Times, acusándolos de seguir las órdenes del mexicano dueño de Telemex y accionista Carlos Slim, de ser “un chiste” y de perder miles de suscriptores al día por su “terrible” cobertura de la elección. Una versión que el diario se apresuró a desmentir, afirmando que sus lectores lejos de caer, crecen.

Durante el fin de semana se viralizó un video de una convención de la llamada alt-right (derecha alternativa, movimiento de supremacistas blancos que ha apoyado a Trump desde el inicio) donde los asistentes hacen el saludo Nazi y gritan “Heil Trump, heil nuestro pueblo, heil la victoria”. Dean Baquet, editor del Times, le preguntó si sentía responsable de empoderar a este grupo de odio. “No lo creo”, respondió.

“No quiero energizar a ese grupo, y los rechazo y condeno”, declaró. “Si se sienten energizados [por mi triunfo], quiero investigar y descubrir porqué”, agregó con su habitual histronismo.

Stephen Bannon, principal asesor de Trump y designado jefe de estrategia de la Casa Blanca.


Como es tradición en sus políticas y posicionamientos, Trump cambió su postura sobre el acuerdo de Paris -que originalmente había prometido no firmar- y el cambio climático en general: “Lo estoy revisando muy de cerca y tengo una mente abierta al respecto”, apuntó, insinuando también en esa área un giro pragmático y moderado, como el movimiento que realizó al acercarse a sus enemigos del establishment del Partido Republicano.

Si pensara que Bannon es un racista o miembro de la alt-right o cualquiera de esas cosas, ni siquiera hubiera pensado en contratarlo, afirmó Trump sobre su principal consejero y jefe de estrategia de la Casa Blanca.

También cambió su versión respecto a la responsabilidad del ser humano en el cambio climático; originalmente había dicho que no existía, pero en la reunión de hoy declaró: “Creo que hay una conexión. Algo. Depende de qué tanto”.

De Stephen Bannon, director de Breitbart, el portal preferido de la alt-right, y ahora el estratega en jefe del equipo de Trump, el presidente electo dijo que las acusaciones “han sido muy difíciles para él, porque él no es así [un racista extremista]”. Y continuó: “Si pensara que es un racista o miembro de la alt-right o cualquiera de esas cosas […] ni siquiera hubiera pensado en contratarlo”.

Sobre el portal Breitbart, que gusta de usar encabezados como “Qué prefieres que tenga tu hija, ¿feminismo, o cáncer?”, Trump añadió que “es sólo una publicación” conservadora. “Una organización noticiosa que ha sido muy exitosa”, agregó.

Los periodistas cuestionaron a Trump sobre política exterior, área donde ha sido cuestionado por su falta de experiencia y estrategia. El presidente electo dijo –en concordancia con gran parte del electorado- que el rol de Estados Unidos no debería de ser el de un “constructor de naciones”, refiriéndose a la política intervencionista que la potencia mundial ha seguido en muchas ocasiones. También que había que hacer algo con Siria, y que tenía una visión “muy diferente” del conflicto a la del resto de las personas.

Sin embargo, una de las declaraciones más controvertidas fue cuando abordó el conflicto Israel-Palestina, que es probablemente el conflicto internacional más analizado, debatido e importante desde la Segunda Guerra Mundial. Trump dijo que su yerno Jared Kushner, de una prominente familia judía, “podría ayudar a lograr la paz entre Israel y Palestina”.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.